Menu
Ranking
MACARFI TEAM

Joyas a descubrir 2018

Parte del encanto de comer fuera de casa es descubrir sitios nuevos. Ser los primeros en recomendar un buen restaurante a nuestros conocidos es una sensación parecida a la de ser un cazatalentos que descubre a una joven promesa futbolística en las categorías inferiores. Y es que todos los restaurantes top fueron algún día “joyas a descubrir” en locales pequeños y acogedores. Si queréis conocer algunas de las propuestas gastronómicas más prometedoras en Madrid y Barcelona seguid leyendo este post…

 

MADRID

Nuestra primera parada en Madrid es Kappo (Breton de los Herreros, 54), en Chamberí, una de las nuevas propuestas de gastronomía japonesa más interesantes de la city. La cocina del chef Mario Payán (15 años en el restaurante Kabuki) es fiel al estilo tradicional, sin fusiones, con productos de alta calidad como premisa. Presenta un único menú degustación y sus nigiris son extraordinarios. Una excelente propuesta para los adictos a comer con palillos y salsa de soja.   

Seguimos nuestra ruta de joyas gastronómicas a descubrir hasta la zona del Retiro, para encontrar La Raquetista (Dr. Castelo, 19), una coqueta taberna contemporánea de Javier y Paco Aparicio, los dueños de Cachivache Taberna, bautizada en homenaje a su abuela. Presenta una propuesta sencilla, sin pretensiones, con respeto a la materia prima y buenos precios. Si lo visitáis no os levantéis de la mesa sin probar los torreznos, son deliciosos.

Entre la Plaza Cuzco y el Santiago Bernabéu encontramos el restaurante Latasia (Paseo de la Castellana, 115), elegido ‘Mejor restaurante 2017’ según la Asociación de Cocineros y Reposteros. De manos de los hermanos Sergio y Roberto Hernández, este restaurante fusiona tres culturas gastronómicas (la cocina del sudeste asiático, la peruana y la española) consiguiendo resultados muy originales y sabrosos. Ideal para compartir nuevas experiencias, realmente merece la pena visitarlo. 

Nuestra última joven promesa en Madrid está en el barrio de Salamanca: Taberna Recreo (Espartinas, 5), otra taberna actual muy recomendable. Su punto de partida son 10-12 tapas y platos para compartir del recetario tradicional con un toque diferente y perfectamente ejecutados. Por ejemplo, podréis probar su fantástica brocheta de brócoli salteado con jugo de kimchi o la berenjena frita con jamón ibérico. El espacio es pequeño, con mesas altas y bajas, y una barra de mármol en el centro. Si buscáis un lugar informal con nuevas ideas esta es una muy buena opción.

 

BARCELONA

Muy cerca del Arco del Triunfo encontramos nuestra primera propuesta en Barcelona: Nakashita (Rec Comtal, 15), sin duda un imprescindible para los amantes del sushi en la ciudad. El local está inspirado en las tabernas tradicionales japonesas y es pequeño y acogedor, con capacidad para unas 20 personas. Con un producto de altísima calidad, sus precios no resultan excesivos. Si queréis probarlo, es mejor reservar antes. 

Nos desplazamos ahora hasta el barrio de Sants para encontrar El Petit Pau (Carrer de l'Espanya Industrial, 22) una pequeña joya gastronómica. Al igual que el espacio, su carta es reducida, pero realmente impresionante. Entre sus platos estrella está el pollo con cigalas o el rabo de buey con puré de patatas. Muy concurrido por el público local, merece la pena visitarlo si estáis por la zona.

Nuestra siguiente propuesta está en Poblenou, un barrio en auge en la ciudad. De la mano del chef Vidal Grabalosa,  La Forquilla (Pere IV, 210), presenta una cocina de autor, creativa y realmente sublime, siempre con mucho mimo y respeto por el producto. El local es pequeño pero sobrio y elegante. Definitivamente, un pequeño rincón gastro que no hay que pasar por alto.

Terminamos nuestra ruta en el Raval, donde está Suculent (Rambla del Raval, 43), una propuesta gastronómica muy atractiva de la mano del chef Toni Romero. Su cocina es puramente de mercado y su carta ofrece cuatro menús de distintos precios. Entre sus platos merece la pena destacar las cremosas croquetas de bogavante o el ceviche de gambita. Como ellos mismos pregonan, un restaurante para ir con tiempo y disfrutar de todos los sabores.